Campamento de pareja 2018

Campamento de pareja 2018

Los 16 matrimonios que participaron en el campamento Conecta2 hasta la Cima en Jarabacoa del 16 al 18 de febrero organizado por la Pastoral Familiar y el grupo de parejas jamás olvidarán la experiencia vivida.
Un clima agradable con 16 y 17 grados centígrados promedio, una koinonía inolvidable y un ambiente fraterno dominado por la fe común en Cristo fueron parte de esa experiencia, pero lo más importante lo constituyeron las exposiciones del charlista, el pastor Marcos Peña.

En base al tema central el pastor Peña, con muchos años dedicados a la enseñanza y consejería a matrimonios, dividió sus conferencias en 4 bloques: conectados a pesar de las diferencias de género, el rol del esposo y la esposa, conectados a través de una buena comunicación y una conexión matrimonial en Cristo.

El matrimonio es un diseño de Dios, verdad que es bueno recalcar frente a las tantas distorsiones de los tiempos. Y en ese diseño prima la sumisión y el respeto; la sumisión es acción y el respeto es actitud.

El pastor Peña fue bastante amplio en el tema de la sumisión de la esposa a su marido como plantea la Biblia, pero aclaró que sumisión no inferioridad, no opinar, anular la personalidad y tampoco es eliminar las capacidades y habilidades de la mujer.

El esposo es cabeza del hogar lo que significa tener la autoridad y ser una persona de iniciativa, pero sabiendo que el cumplimiento de los roles es incondicional y recordando que el matrimonio no es una democracia con 50 y 50 sino 100 por ciento el esposo y 100 por ciento la esposa.

Respecto a la buena comunicación el expositor dijo que los secretos en el matrimonio están prohibidos en todos los órdenes. Una buena comunicación en el matrimonio debe ser veraz, más interna que externa, oportuna, exclusiva y saber escuchar al otro.

En el desarrollo del tema central del campamento de parejas hubo bastante base bíblica matizada con la narración de experiencias propias y de otros y con ejemplos prácticos de la vida real.

Como conclusión, el pastor Peña significó que el éxito de una vida de pareja está cuando el Señor es el centro en la vida de ambos y se fundamenta en la palabra de Dios. “Es como un triángulo. Dios está en el ápice y los esposos en los ángulos de la base. A medida que cada uno se acerca a Dios, más cerca estarán el uno del otro.”

Al término de la actividad, los participantes en su mayoría parejas jóvenes, testificaron sobre el valor de lo aprendido para el fortalecimiento de sus matrimonios y de sus familias.

En el campamento hubo regalos, su cherchita en los desayunos, almuerzos y cenas, además de tiempos para el disfrute íntimo de las bellezas del lugar que rodea el Hotel Gran Jimenoa con una verde vegetación y el susurrar constante del río Yaque del Norte cuyas aguas frías bajan desde las montañas con un espectáculo de cascadas y espumas imborrables en la mente.

compartir

Periodista y presidente del Ministerio de la Pastoral Familiar del Templo el Calvario.

Recommended Posts