Despiden a la familia Morales

Despiden a la familia Morales

Cuando era un jovencito de 13 años de edad, Elliot Morales ya sabía que iba a estudiar ingeniería civil.
El adolescente –único varón de su familia junto con 4 mujeres- ya servía con fervor al Señor. Su sueño era construir casa para Dios y esas aspiraciones y sueños se hicieron realidad años después.

Entonces la iglesia El Calvario se reunía en una vieja casona alquilada en la avenida Abraham Lincoln, hoy se erige un hermoso templo en la misma avenida y casi frente a aquel vetusto lugar donde operaba un centro de diversión llamado La Tambora destruido por el huracán David y Elliot Morales fue quien dirigió esa obra poniendo todo su empeño para el éxito de una construcción que veló día tras día como si fuera suya propia. Ese testimonio lo contó ante la congregación este domingo 26 de agosto cuando se le ofreció una cálida despedida en ocasión de su viaje a San Antonio, Texas, donde se radicará junto a su esposa Rocío y sus dos hijos.

Familia Morales

Ambos recibieron una placa de reconocimiento como una muestra de agradecimiento y regocijo de la iglesia por los años servidos ya que su sabiduría no se ha limitado a lo humano, sino también a lo espiritual.

La placa fue entregada por los pastores quienes oraron al Señor por su partida, no sin antes lamentarlo, pero deseándoles que sigan siendo de bendición y que sean portadores de un ministerio en los Estados Unidos.

La ceremonia fue motivada y dirigida por Fernando Ramírez, cuñado de Elliot, quien explicó la devoción de Morales desde joven trabajando con los Exploradores del Rey, los Embajadores de Cristo, la Escuela Dominical y otros departamentos hasta ser pastor de la capilla ubicada en el sector de Cristo Rey.
Con emociones encontradas entre regocijo y lágrimas por la ausencia, la congregación tributó un fuerte aplauso al ingeniero Morales, integrante de una de las familias más antiguas del Templo El Calvario.

compartir

Periodista y presidente del Ministerio de la Pastoral Familiar del Templo el Calvario.

Recommended Posts