Homenaje a Niurka Paredes por sus mas de 30 años de servicio

Homenaje a Niurka Paredes por sus mas de 30 años de servicio

Las emociones corrieron como las aguas de los ríos y las lágrimas bañaron los rostros de muchos de los asistentes al culto-homenaje a Dios y para honrar el trabajo de una mujer que por más de tres décadas se dedicó en cuerpo y alma a las misioneritas del Templo El Calvario.

A la hermana Niurka Paredes se le trajo “engañada” para dar un testimonio, pero grande fue su sorpresa al enterarse que ella era el objeto del homenaje. Sus emociones aumentaron al ver a sus antiguas “niñas”, hoy hechas mujeres de bien, líderes en sus congregaciones y hasta pastoras.

La pastora Francia de Hernández y los directivos de las misioneritas idearon el servicio realizado el 31 de julio para lo cual trabajaron como las hormigas invitando a las muchachas y a ex coordinadoras del ministerio, en total discreción.

En la actividad dirigida por Ramona de Esquea, se contó la historia de los inicios del grupo, se contaron anécdotas, se entregaron reconocimientos, se dieron testimonios en un ambiente cargado de emociones y espiritualidad.

La noche comenzó con las canciones de las misioneritas, los datos históricos leídos por Cristina Pimentel de Polanco, mensajes grabados en videos y las palabras de la pastora Blanca viuda Gómez, ex presidenta nacional de las misioneritas quien expresó su admiración por Niurka y le entregó un certificado por su dedicación y entrega a la obra.

“Nunca me imaginé esta sorpresa”

…fueron las primeras palabras de Niurka al agradecer la entrega de una hermosa placa a nombre de la Iglesia de manos de consejeras y ex consejeras.

“Cuando uno trabaja con las niñas lo hace con amor. Siempre mi deseo fue que el Señor fuera el centro de sus vidas”

…añadió al referirse a su labor durante los años 1986 al 2019.

La pastora estuvo a cargo de la reflexión de la noche en la cual se refirió a Jocabed, la madre de Moisés; mujer diligente y astuta que concibió un plan para preservar la vida de su hijo al que echó al río Nilo en una canastilla bien cubierta con brea para evitar que se llenara de agua ahogara al bebé.

Al referirse al trabajo de la hermana, señaló que hoy en día la sociedad pretende ahogar con los peores valores a las niñas y jovencitas, pero qué bueno que mujeres como Niurka, quien a pesar de sus limitaciones físicas, luchó para evitarlo.

Hay mujeres que vienen al mundo con un propósito y una de ellas es la hermana Niurka Paredes, ejemplo de dedicación y entrega. Ella no solamente formó en los principios bíblicos, sino que les enseñó tareas para la vida como manualidades en diferentes facetas, subrayó la pastora en sus sentidas palabras.

La noche terminó con una foto con todas las misioneritas y ex misioneritas presentes, representantes de varias generaciones. Hubo regalos y una recepción en el segundo nivel. Una noche inolvidable para honrar a una dama inigualable.

compartir

Periodista y presidente del Ministerio de la Pastoral Familiar del Templo el Calvario.

Recommended Posts