Red de Profesionales y Técnicos promueve campaña: Prevención Cáncer de Mama

Red de Profesionales y Técnicos promueve campaña: Prevención Cáncer de Mama

La Red de Profesionales y Técnicos del Templo El Calvario emprendió una campaña de prevención del cáncer de mama dirigida a las mujeres de la congregación  y a sus familiares y relacionados.

En tal sentido, emitió un documento escrito por la doctora Rosa Veras, médico radiólogo, a fin de llevar conciencia de esta enfermedad que afecta a millones de mujeres en todo el mundo.

A continuación  presentamos el documento en que se enfatiza que , según estudios, se ha comprobado que el 90 por ciento de los casos no son hereditarios.

Factores de riesgo y prevención del cáncer de mama:

He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré.”
Jeremías 33:6

En verdad, nuestro Dios hace esta promesa sobre la base de conocer cuánta ansiedad y tristeza puede producir la falta de salud en los seres humanos. En particular las enfermedades llamadas “catastróficas o de alto costo”, como el cáncer.  Aún más cuando afectan a la mujer que es fundamento de la familia y la sociedad.

El cáncer de mama, particularmente, afecta hoy a 1 de cada ocho mujeres en los EEUU.

Conocer sus factores de riesgo y hablar sobre ellos con su médico puede ayudar tomar decisiones más adecuadas sobre su estilo de vida y atención médica.

Hasta ahora la mayoría de estudios coinciden en que hasta el 90 % de los cánceres de mama son esporádicos, lo que significa que no se heredan.

Los cánceres de mama hereditarios son menos comunes y representan entre el 5% y el 10% de los cánceres. Se producen como consecuencia de mutaciones genéticas. Las más conocidas son las ocurridas en los genes BRCA1 o BRCA2. Existen exámenes para determinar estás mutaciones pero aún resultan muy costosos, y no son de fácil acceso a la población, por lo que se restringen a pacientes con una historia familiar importante para cáncer de mama.

Es útil saber que sólo por ser mujer tenemos una predisposición 100 veces mayor que los hombres de padecer la enfermedad, aunque no existan antecedentes familiares.

Información a considerar sobre los factores de riesgo:

El riesgo aumenta con la edad.

Una mujer que ha tenido cáncer de mama tiene mayor riesgo de desarrollar la enfermedad nuevamente. Además, antecedentes personales de cáncer de ovario, porque las mutaciones de los genes BRCA1 o BRCA2 pueden expresar tanto el cáncer de mama como el cáncer de ovario.

Los antecedentes familiares de primer grado, como las madres, las hermanas y los hijos, con diagnóstico de cáncer de mama o de ovario, especialmente antes de los 50 años, también en son un factor de riesgo importante.

La primera menstruación temprana y la menopausia tardía, también influyen, esto debido al importante rol de los estrógenos (hormonas femeninas) en el proceso.

El no tener hijos o tenerlos después de las 35 años genera una exposición mayor a la acción estrogénica y con ello representa un riesgo para desarrollar cáncer de mamas. De igual modo, la lactancia materna constituye un factor protector.

Debe mantener seguimiento cercano toda mujer que utilice terapia de reemplazo después de la menopausia y se aconseja no utilizarse en mujeres con riesgo elevado de cáncer de mama.

Algunos estudios sugieren que los anticonceptivos orales aumentan ligeramente el riesgo.

Las mujeres blancas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres negras de edad avanzada, pero entre las mujeres menores de 45 años, la enfermedad es más común en mujeres negras.

El tejido mamario denso puede hacer que sea más difícil encontrar un tumor en las pruebas como la mamografía, lo que conlleva un estudio complementario. La densidad mamaria puede deberse a niveles más altos de estrógeno.

Las mujeres posmenopáusicas que tienen sobrepeso u obesidad tienen un mayor riesgo de cáncer de mama.

La escasa actividad física se asocia con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Consumir más de 1 a 2 bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, el vino y los licores, por día aumenta el riesgo de cáncer de mama.

El control de los factores de riesgo que podemos cambiar, no así factores como genética, edad, sexo, raza, entre otros no modificables; además de visitar su médico con regularidad, realizarse pruebas correspondientes a su edad y grupo de riesgo y autoexaminarse con frecuencia, son pautas que pueden ayudar con la prevención de la enfermedad.

Bendiciones del cielo!

Dra. Rosa Veras,

Médico Radiólogo.

compartir

Recommended Posts