Hacia una renovación Espiritual – IV

Hacia una renovación Espiritual - IV

Nuestro Dios es misericordioso, y aunque no pasa por alto el pecado, siempre está dispuesto para perdonar al pecador que reconoce su pecado, se arrepiente y se vuelve a él. El Todopoderoso Dios es opuesto a toda práctica de pecado, pero ama al pecador, no queriendo que nadie se pierda. Dios ama tanto a los hombres y mujeres esclavizados por el flagelo del pecado, que dio a su Hijo único para que todo aquel que en el crea alcance la salvación. Las Sagradas Escrituras contienen suficientes evidencias del trato bondadoso de Dios con el pecador.

Uno de los casos de personas registrados en la Biblia que Dios en su misericordia ha tratado con ellos con la finalidad de que reciban una renovación espiritual, es Lot, el sobrino de Abraham. Lot era hijo de Harán hermano de Abraham; nació en Ur de los Caldeos, y siendo muy joven quedó huérfano a causa de la muerte de su padre. Lot no quedó desamparado con motivo de la pérdida de su padre, puesto que su abuelo Taré y su tío Abraham se dedicaron a cuidarlo. Los errores cometido por Lot, tales como por codicia escoger toda la llanura del Jordán, extendiéndose luego hasta una ciudad pecadora, llamada Sodoma tuvieron un costo muy alto. Esta decisión de Lot evidencia que era una persona que pensaba en el bien para sí, sin pensar en los demás. Más tarde Lot cayó prisionero. Después que seis reyes obtuvieron la victoria contra cinco reyes de las ciudades de la llanura. Su tío Abraham, siempre atento al bienestar de su sobrino salió con 318 criados para pelear contra esos seis reyes y sus ejércitos, derrotándolos y rescatando a Lot y su familia, así como a las demás personas y bienes.

Abraham en su intercesión por Sodoma no bajó de diez la cantidad de justos en esta ciudad para que Dios no enviara el castigo, puesto que él no estaba seguro de la condición espiritual de Lot y su familia. Cuando los ángeles llegaron a Sodoma, Lot estaba sentado a la puerta de la ciudad, lo cual es un indicador de que había aceptado un cargo público, por lo cual podía sentarse entre las personas más importantes de la ciudad. La renovación espiritual de Lot se produjo con un poco de presión de los Angeles, puesto que al rayar el alba los ángeles tuvieron que presionarlo para que él y los suyos salieran de Sodoma, pero finalmente cambió su manera de pensar y se enfocó en obedecer el mandato divino, por lo cual el apóstol Pedro lo llama justo (2da. Pedro 2:7,8).

Share

Pastor y fundador de la Iglesia de las Asambleas de Dios Templo el Calvario, Santo Domingo, Rep. Dom.