Personajes Bíblicos Ejemplares

Personajes Bíblicos Ejemplares

De la misma manera que los niños adolescentes necesitan del ejemplo de los padres u otras personas mayores, el creyente requiere de personas del pasado o del presente que le sirvan de ejemplo. Existe la posibilidad de que los ejemplos negativos sean rechazados, aunque en algunas ocasiones aparecen individuos dispuestos a reproducirlos e imitarlos; tal fue el caso de los miles de imitadores que tuvieron cuatro melenudos llegados de Inglaterra a Estados Unidos durante el siglo pasado.

La Biblia contiene una cantera de hombres y mujeres ejemplares dignos de imitar en lo que concierne a su fe, vida piadosa, compromiso con Dios y amor a cambio de nada. Entre esos personajes bíblicos el primero que aparece en la galería de los héroes espirituales es al mártir Abel. Los padres de este joven ejemplar se esforzaron por transmitirle valores a sus hijos, y aunque Caín, el mayor, no los asimiló, Abel si decidió ponerlos en práctica, por lo cual, a diferencia de su hermano, trajo una ofrenda agradable a Jehová, puesto que la misma guardaba coherencia con el sacrificio del Hijo de Dios para salvar a la humanidad. Nótese que mientras Caín se limito a “traer del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová”, “Abel trajo de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas” (Génesis 4:3-4).

Los creyentes de hoy debemos imitar el ejemplo del Mártir Abel para ofrecer a Dios lo mejor de nuestro tiempo, bienes y servicios de manera que sirvamos de ejemplo a otros que comienzan tal vez la primera etapa del proceso del desarrollo espiritual. El apóstol Pablo decía que podían “imitado a él” (1 Corintios 4:16), puesto que estaba seguro que él imitaba a Cristo. Resulta más fácil imitar a un siervo o a una sierva de Dios que le vemos imitando a Cristo o que aparece en la historia de las Sagradas Escrituras que tratar de obviar a los hombres y mujeres que mantienen vidas espirituales ejemplares.                                                

Share

Pastor y fundador de la Iglesia de las Asambleas de Dios Templo el Calvario, Santo Domingo, Rep. Dom.